El Android Honduras

Nexus, esto no está funcionado

October 17, 2014 ·

"Esto no está funcionando". "No eres tú, soy yo". "Es hora de que tomemos caminos separados". "Siempre tendrás un espacio en mi corazón". "Si el destino lo quiere nos volverá a juntar".

 

 

Típicas frases cuando terminas con tu novio/novia. Mi caso es algo similar, estoy terminando con Nexus. Con dolor en el alma, pero la vida sigue.

 

Nuestra relación comenzó en Noviembre de 2012. Después de haber probado varios Androids de diferentes marcas como HTC, Motorola o Samsung, un tal Nexus 4 captó mi atención cuando salió en las noticias por agotarse en 24 minutos tras salir a la venta. Comencé a investigar e investigar y lo primero que me atrajo fue su precio. Finalmente decidí que le daría una oportunidad y comenzamos nuestra relación.

 

 

Al principio todo fue color de rosas. Su interfaz stock de Android me enamoró de inicio, tanto que ni siquiera pense en hacer root para instalar diferentes ROMs como lo habia hecho cientos de veces con dispositivos anteriores. A pesar de ciertas limitantes como su cámara o su batería, estaba tan encantado con lo demas que no notaba esas limitaciones. Bien dicen que el amor es ciego. De todas maneras por ese precio no podía pedir más.

 

Un año más tarde, el Nexus 5 surgió ante mis ojos. Dejé ir mi Nexus 4, pero unos días después el Nexus 5 estaba en mis manos. El precio habia aumentado un poco, pero sabía la calidad que iba a obtener. Nuestra relación habia cambiado para mejorar. Esas carencias que tenia el 4 habían mejorado en el 5 y eso me enamoró aún más.

 

 

Pero entonces algo pasó. Toda historia tiene su final. El nuevo Nexus salió a la luz con una mejor batería, mejor cámara, mejores especificaciones y un gran tamaño. De inicio me pareció que podría manejar esos cambios, pero luego llego la noticia que no quería escuchar: su precio. Aquello que me enamoró del Nexus 4, que me reconforto el Nexus 5, el Nexus 6 ya no lo tendría. Su precio era demasiado alto y me di cuenta que eso era lo primero que buscaba en un teléfono, la relación costo-beneficio.

 

 

Fue así que el amor terminó. Como se le dice a la ya ex-novia: "si el destino lo quiere algun dia nos volverá a juntar". Tal vez algún dia Google recapacite y regresemos a la época de los Nexus de bajo costo. Tal vez no. De momento seguí la regla de "un clavo saca otro clavo". Un nuevo prospecto llamado Oneplus One me está conquistando. Es muy parecido al Nexus 6 pero con esa característica que tanto me atrae, el costo-beneficio. Espero que esta relación dure un buen rato y que siga satisfecho con el cambio.